Qué es la meningitis

Qué es la meningitis. La meningitis es la inflamación de las membranas que rodean y protegen el cerebro y la médula espinal. Algunas bacterias que causan meningitis también pueden causar septicemia (envenenamiento de la sangre).
La meningitis es causada con mayor frecuencia por infección (por bacterias, virus u hongos), aunque también puede ser causada por hemorragia en las meninges, cáncer, enfermedades del sistema inmunitario y una respuesta inflamatoria a ciertos tipos de quimioterapia u otros agentes químicos. 
Los tipos de meningitis más graves y difíciles de tratar tienden a ser los causados por bacterias. La meningitis es una infección particularmente peligrosa debido a la naturaleza muy delicada del cerebro. Las células cerebrales son algunas de las únicas células en el cuerpo que, una vez destruidas, no se regenerarán ellas mismas. Por lo tanto, si una infección infecta suficiente tejido cerebral, se mantendrán desventajas graves de por vida. Para aprender sobre la meningitis, es importante tener una comprensión básica de la anatomía del cerebro. Las meninges son tres membranas separadas, en capas, que recubren el cerebro y la médula espinal:
• La duramadre es la capa más dura y más externa y está estrechamente unida al interior del cráneo. 
• La capa media, la aracnoides, es importante debido a su participación en el flujo normal del líquido cefalorraquídeo (LCR), un fluido lubricante y nutritivo que baña tanto el cerebro como la médula espinal.
• La capa más interna, la pia, ayuda a dirigir los vasos sanguíneos hacia el cerebro.
• El espacio entre la aracnoides y la pia contiene LCR, que ayuda a aislar el cerebro del trauma.
Muchos vasos sanguíneos recorren este espacio. El LCR, producido dentro de cámaras especializadas en el interior del cerebro, fluye sobre la superficie del cerebro y la médula espinal. Este fluido sirve para amortiguar estas estructuras relativamente delicadas, así como para suministrar nutrientes importantes para las células cerebrales. El LCR es reabsorbido por vasos sanguíneos localizados dentro de las meninges. Un equilibrio cuidadoso entre la producción de LCR y la reabsorción es importante para evitar la acumulación de demasiado LCR.
Debido a que el cerebro está encerrado en el caso duro y óseo del cráneo, cualquier enfermedad que produzca hinchazón dañará el cerebro. El cráneo no se puede expandir en absoluto, así que cuando el tejido cerebral hinchado empuja contra el hueso duro del cráneo, el tejido cerebral se daña y finalmente puede morir. Además, la hinchazón en el lado derecho del cerebro no solo causará presión y daño en ese lado del cerebro, sino que al ocupar un espacio valioso dentro de los límites estrechos del cráneo, el lado izquierdo del cerebro también se verá empujado hacia arriba. la superficie dura del cráneo, causando daño al lado izquierdo del cerebro también. Otra forma en que las infecciones lesionan el cerebro implica la forma en que el entorno químico del cerebro cambia en respuesta a la presencia de una infección. Las células del cerebro requieren un entorno muy bien regulado.
Se debe mantener un equilibrio cuidadoso de oxígeno, dióxido de carbono, azúcar (glucosa), sodio, calcio, potasio y otras sustancias para evitar dañar el tejido cerebral. Una infección altera este equilibrio, y el daño cerebral puede ocurrir cuando las células del cerebro son privadas de nutrientes importantes o expuestas a niveles tóxicos de sustancias particulares. Las células que recubren los diminutos vasos sanguíneos del cerebro (capilares) están específicamente diseñadas para evitar que muchas sustancias pasen al tejido cerebral. Esto se conoce comúnmente como barrera hematoencefálica. La barrera hematoencefálica evita que varias sustancias que podrían ser venenosas para el tejido cerebral (toxinas), así como muchos agentes de infección, pasen del torrente sanguíneo al tejido cerebral. Si bien esta barrera es obviamente una característica de protección importante para el cerebro, también sirve para complicar el tratamiento en el caso de una infección al dificultar que los medicamentos pasen de la sangre al tejido cerebral donde se encuentra la infección.
Share via
Copy link
Powered by Social Snap