Qué es el cáncer de colon, colorrectal, recto, de intestino grueso

Qué es el cáncer de colon, colorrectal, recto, de intestino grueso.Para quienes no lo sepan puede sonar «extraño» pero si, pueden ser sinónimos.
Es la segunda causa principal de muerte por cáncer en las mujeres, y la tercera para los hombres. Sin embargo, debido a los avances en las técnicas de detección y las mejoras en los tratamientos, la tasa de mortalidad por cáncer colorrectal ha disminuido.

El cáncer colorrectal puede ser benigno, no canceroso o maligno. Un cáncer maligno puede diseminarse a otras partes del cuerpo y dañarlo.
El cáncer colorrectal es un cáncer que comienza en el colon o el recto. Estos cánceres también se pueden denominar cáncer de colon o cáncer de recto, según dónde comienzan. El cáncer de colon y el cáncer de recto a menudo se agrupan porque tienen muchas características en común.
El cáncer colorrectal comienza en el intestino grueso (colon) o en el recto (extremo del colon). Es el cáncer más común en los países desarrollados en la actualidad. Las personas que viven en estos países tienen tres veces más riesgo de desarrollar esto.

¿Cómo comienza?

El noventa por ciento de los casos de cáncer colorrectal casi siempre comienza con un pólipo. Sin embargo, las células normales en el revestimiento del colon o el recto pueden tardar entre cinco y diez años en mutar y sufrir «anomalías de metilación». Esto es cuando las células cambian y crecen sin control. Si un gen muta con el tiempo, un pólipo no maligno puede volverse canceroso.

Riesgo heredado

Alrededor del cinco al diez por ciento de todos los cánceres colorrectales pueden ser hereditarios.

Los dos síndromes de cáncer colorrectal hereditario más comunes son el cáncer colorrectal hereditario no polipósico (HNPCC) y la poliposis adenomatosa familiar (FAP). Los casos de HNPCC representan del tres al cinco por ciento de la población, mientras que los casos de FAP pasan a menos del uno por ciento.

Las personas que tienen los mismos síndromes cancerosos que los miembros de su familia corren un mayor riesgo y el cáncer puede desarrollarse antes de los 50 años. Por ejemplo, las personas con HNPCC a menudo tienen al menos tres familiares y dos generaciones con cáncer colorrectal mientras que los pacientes con FAP pueden tener cientos de pólipos en su vida adolescente temprana que pueden no volverse cancerosos.

La enfermedad inflamatoria del intestino (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) también aumenta el riesgo de cáncer colorrectal. El riesgo es mayor si la inflamación afecta el colon completo.

Siendo positivos

De 2005 a 2014, la tasa de supervivencia de hombres y mujeres aumentó del 45% al ​​50% en todos los grupos étnicos.

Los avances médicos, particularmente en el campo de la medicina personalizada, han aumentado las posibilidades de supervivencia. Además, el perfil genómico ayuda a adaptar el tratamiento de acuerdo con las características del cáncer y la composición genética del individuo.

Se ha encontrado que nuevos medicamentos como Cetuximab y Panitumumab, que bloquean ingeniosamente el crecimiento posterior de las células de cáncer colorrectal, funcionan bien para los pacientes en estadio avanzado que portan el gen KRAS y N-RAS no mutado (de tipo salvaje).

Una forma de tratamiento del cáncer, la inmunoterapia que controla las defensas inmunes del cuerpo contra el cáncer, también ofrece esperanza a algunos pacientes con cáncer de colon.

Leer también:
La detección del cáncer colorrectal debe comenzar a los 45 años ; Cáncer factores de riesgo, causas probables

Share via
Copy link
Powered by Social Snap